domingo, 15 de marzo de 2009

Neblina




Todo el día ha estado despejado, si bien la visibilidad ha sido regular, tan apenas se ven las montañas del Pirineo, hay neblina. Temperaturas cada día más altas. Hoy se ha cumplido el refrán: En febrero busca la sombra el perro y en marzo el perro y su amo.

No se esperan cambios a medio plazo.
Sábado 14 de marzo de 2009
Viaje a Zaragoza




Amanece en Lamata con cielo despejado. Por Huesca, a las 9, hay nubes de tipo alto que poco a poco van poblando el cielo. En Zaragoza, pasadas las 10, también hay algunas nubes de tipo alto que no impiden que luzca el sol. El ambiente es fresco debido al ligero viento que sopla. Se está mejor al sol que a la sombra.

Por la tarde, en Zaragoza, las nubes se hacen más consistentes (foto tercera) y el sol está bastante apagado. En Lamata, pasadas las 22 horas, el cielo está repleto de estrellas.

Cuando uno va a Zaragoza y vive en un pueblo muy pequeño, le vienen a la cabeza muchas reflexiones. Qué diferente es vivir en una gran ciudad, repleta de gente y de ruidos a vivir en un pueblo dominado por los pequeños sonidos de la naturaleza y por la escasez de personas. De cuantas maneras es posible vivir, cuantos contrastes se observan en poco rato en una gran ciudad. Conviven la opulencia y la miseria. Es curioso observar las caras de la gente e imaginar cómo viven, aunque probablemente las apreciaciones que de ellas tengamos poco se ajusten a la realidad.




1 comentario:

Margot dijo...

Aquí, en Barcelona, ha hecho un tiempo similar, ha lucido el sol pero la nitidez del cielo no ha sido completa, esa nieblina la ha empañado. Desconocía ese refrán, como otras muchas cosas que tú nos enseñas en cada post.

Esa paz, lejos de la ciudad es la que yo añoro, y por poco que pueda intentaré poner remedio a eso... Puedes imaginar la vida de cada una de las personas que pasea a tu lado, solo por su apariencia, por la percepción de un instante, pero esa apreciación puede ser precipitada, e incluso distorsionada por nuestra realidad. En cada persona se esconde un mundo y no siempre disponemos de los medios suficientes como para poder llegar a él.

Un beso.